En Rusia procesan tres menores que mataron a su padre por maltratarlas

En julio de 2018, tres hermanas adolescentes apuñalaron y mataron a golpes a su padre mientras dormía en su departamento de Moscú.
Los investigadores confirmaron que el padre de las niñas abusó de ellas física y psicológicamente durante años.
Las hermanas, que han sido acusadas de asesinato, y el juicio que enfrentan se han convertido en uno de los temas de debate más candentes en Rusia.
De hecho, más de 300.000 personas han firmado una petición pidiendo su liberación.

¿Qué pasó la noche del crimen?

La noche del 27 de julio de 2018, Mikhail Khachaturyan, de 57 años, convocó a Krestina, Angelina y Maria, que eran menores de edad en ese momento, una por una a su habitación.
Las regañó por no limpiar el apartamento adecuadamente y las roció con gas pimienta en la cara.
Poco después, cuando se había quedado dormido, las chicas lo atacaron con un cuchillo, un martillo y un spray de pimienta, infligiéndole heridas fatales en la cabeza, el cuello y el pecho.
Las autoridades confirmaron que el cuerpo tenía más de 30 heridas de cuchillo.
Las jóvenes llamaron a la policía y fueron arrestadas allí mismo.
Los investigadores descubrieron enseguida una extensa historia de violencia familiar.
Durante tres años, Khachaturyan se había dedicado a pegar regularmente a sus hijas, torturándolas, manteniéndolas como prisioneras y abusando sexualmente de ellas.
Esas pruebas se citan en la acusación.

Abuso doméstico

El caso se hizo rápidamente famoso en Rusia.
Los activistas de derechos humanos argumentaron que las hermanas no eran delincuentes sino víctimas, ya que no tenían ninguna forma de obtener ayuda y protección de su padre abusivo.
Sin embargo, no hay leyes que protejan a las víctimas de violencia doméstica en Rusia.
En base a los cambios introducidos en la ley en 2017, un delincuente que golpea por primera vez a un miembro de su familia, pero no le ocasiona heridas que obliguen a ingresarlo en el hospital, se enfrenta solo a una multa o como mucho hasta dos semanas de detención.
La policía en Rusia generalmente trata el abuso doméstico como un «problema familiar», proporcionando poca o ninguna ayuda.
La madre de las hermanas, que en el pasado también sufrió palizas y abusos por parte de Khachaturyan, pidió ayuda a la policía años antes.
Lo mismo hicieron los vecinos de la familia, que le tenían mucho miedo. Pero no consta que la policía haya actuado en ninguna de estas llamadas.

Related

SLIDER 4423044518796747293

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

EL TIEMPO

CONTACTO

LAS MÁS DESTACADAS

item